9.11.2013

SOUVENIRS DE VACACIONES: DIY CON PIEDRAS Y CONCHAS


Esta mañana me estaba preguntando ¿para qué sirven los souvenirs? ¿Por qué tenemos esa obsesión por comprar cosas cuando vamos de vacaciones, cosas que normalmente acaban arrinconadas?  Yo creo que es  porque pensamos que nos llevamos a casa un trocito de esa felicidad , relax o buenos momentos que hemos vivido en ese lugar y que cada vez que lo veamos volveremos a sentir esas emociones.   

Yo suelo traerme dos tipos de souvenirs cuando voy de vacaciones:  los primeros y fundamentales, son los gastronómicos, es decir, queso, pan, dulces, garbanzos, chorizos, lentejas y recetas típicas ( de éstos hablaré otro día) y los segundos son los “naturales”: este año por ejemplo me he traído, por un lado, un ramo de espigas de trigo, avena y centeno, unos esquejes se suculentas que no tenía,  un saco de “palomina”(caca de paloma para abonar mi mini huerto, que es lo mejor de lo mejor) y, por otro, un bol de cerámica antiguo, un bolsón de piedras y todas las conchas que he podido coger. 
Para mi éstos son los verdaderos souvenirs, porque cada vez que los veo me transportan realmente en el espacio y el tiempo a los lugares maravillosos de donde proceden.  

Como hoy es el primer día de curso blogero os traigo dos DIY muy fáciles, que además les encantará a los niños.

COLLAR CON CONCHAS

Un clásico, lo se,¡ pero me gustan tanto este tipo de collares! y me siento tan orgullosa de ellos, porque cuando alguien me dice, que collar tan bonito  yo le contesto que lo he hecho yo y que además la concha también la he cogido yo buceando. 
Estas en concreto no se que nombre científico tienen, pero mi amiga Carmen, que es quien me las enseñó, las llama “zapatitos de la Virgen” (típico nombre puesto por una monja, seguro). Son nacaradas y muy brillantes por dentro, y feúchas por fuera, para camuflarse en las rocas, así que solo se ven cuando el bichito muere o se lo comen y queda la concha boca arriba en el fondo. Ahí es donde entra en juego nuestra pasión familiar: el buceo a pulmón, este año amenizada con una camarita sumergible (regalo de cumple de mi hijo mediano, un chollo por internet) que ha hecho las delicias de toda la familia.


Aquí mi pie a punto de sumergirse con mis aletas “vintage”, tienen 25 años y están como nuevas, y al lado mi “sirenita” a la que echo mucho de menos, porque se ha ido a estudiar a la universidad, (¡Dios mío, que mayor soy…!).

MATERIALES 
 Una o varias conchas   
Una argolla metálica o un trozo de alambre fino 
Rotulador dorado o pintura dorada 
Un cordón

REALIZACIÓN 
Pintar la parte trasera de la concha (la fea) y terminar bordeando la parte delantera. 
Pasar la argolla por el agujero, yo, como he utilizado 3 conchas de diferentes tamaños he hecho la argolla con alambre. 
Pasar un cordón y a presumir…

ADORNO CON PIEDRAS

Hola, me llamo Sara y confieso que soy adicta a las piedras. No hay sitio al que vaya del que no me traiga alguna a muchas piedras, eso si, luego siempre las utilizo: para cascar nueces, para adornar macetas o en el jardín. También hago colección de piedras en forma de corazón, algún día os las enseñaré, la única condición que tienen que tienen que sean así de forma natural y cada una que encuentro es como una señal de amor. Se que suena cursi, muy cursi, pero es que lo soy, que le voy a hacer...

He estado en el cap de Creus, un lugar fascinante desde el punto de vista geológico y energético, y no he podido ser más feliz rodeada de tanta piedra. Lo mejor de la zona es que la montaña se adentra en el mar sin playa de por medio y es el propio mar el que modela las piedras en formas suaves y redondeadas.  Además, al ser una zona volcánica, la fuerza del magma surgido de la tierra y enfriado de golpe crea formas voluptuosas e increíbles.

He intentado recrear la estructura laminada de los estratos y para ello he elegido piedras de forma parecida pero distintos colores.


MATERIALES 
Piedras naturales 
Pegamento fuerte 
Cera incolora


REALIZACIÓN 
Lavar las piedras y dejarlas secar. 
Dar una capa de cera a las piedras para darles un color más vivo. 
Pegarlas todas seguidas.

Cada vez que las miro me recuerdan las paredes rocosas y me devuelven la enegía latente en la tierra.

¿Vosotras también soléis recoger cosas así? Me encantaría que me lo contárais.

Hoy me he enrrollado más de lo normal, pero es que vengo llena de fuerza y ganas, y que...............
¡¡¡¡¡ os echaba mucho de menos !!!!!!!

Besitos


19 comentarios

  1. Yo también te he echado de menos! Bienvenida, me alegro saber de que te ha ido bonito en tus vacaciones, que te has llenado de energia positiva y ahora, por lo menos a mi me la transmites a través de la pantalla :)... Ya tengo ganas de que hagas la entrada siguiente, para descubrir tus aventuras y aprender mas cosas! El colgante de las conchas me gusta mucho, iré buscando las que tengo en casa, a ver si me hago uno jejej, tendré varias bolsas llenas... Muchos besos :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    2. Que alegría, Mara, seguro que te sale uno precioso y luego me lo enseñas.

      Eliminar
  2. Pues si, yo también soy así de rara como tú, jeje...en casa tengo piedras y conchas de sitios muy especiales para mi, y arena de unas cuantas playas...También suelo coger los souvenirs naturales como tú los llamas...y así, lo más raro que creo que cogí fue en la casa derruida de mis abuelos: una botella y unos platos...que no sabemos si pertenecieron a ellos o no, por la de tiempo transcurrido....pero que estaban muy muy viejitos...

    Besines y hasta pronto.

    Por cierto, ¡Bienvenida! ;-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y lo bonitos que son y la ilusión que hacen, eso no se paga con dinero.

      Eliminar
  3. Me gustan mucho. Yo hice acopio de piedras de la playa para hacer algo con ellas, todavía no lo se, pero me parece un material perfecto para trabajar con niños.
    bss

    ResponderEliminar
  4. Madre mia que maravilla!!! Que manos tienes! Un post precioso Saralu!! Que fotos!! Yo como tu no soy de souvenirs,pero estos tuyos... son divinos!!
    Y esas fotos acuaticas!! He disfrutado con esta visita!!!
    Muchos besos!
    Nika

    ResponderEliminar
  5. si yo también soy de las que recoge conchas en la playa, o todo lo que me vaya bien para luego utilizarlo.
    Lo que más tengo son conchas y este año también me he traido dos esquejes de flores que no se si llegaran a algún sitio. Por cierto el collar es precioso.

    muchos besos

    ResponderEliminar
  6. Ja, ja, me ha encantado tu post, yo también me traigo queso, chorizo y todo lo que pillo típico de la zona. Y conchas de pequeña si, pero ahora no. Lo que si tengo un montón de piedras que cogí en Valencia pero las tengo dentro de un jarrón, de adorno, qué original soy. Pero me ha encantado el collar y las piedras, queda chulísimo. Bueno, y la foto de tu pie con las uñas pintadas y la aleta vintage me ha encantado. Un besico y enhorabuena por las fotos, geniales como siempre.

    ResponderEliminar
  7. Qué fotos tan bonitas!!!
    Lo de traer comida nunca los consigo..me la como antes de llegar a casa :)
    Lo que si me traigo siempre son imanes para la nevera!
    Un beso!

    ResponderEliminar
  8. Me encanta este post!! Yo coincido contigo en muchisimas cosas!! Me encanta recoger conchas en la playa y piedrecitas bonitas, tengo tb mi pequeña coleccion de tesoros del mar, como me gusta llamarlos :)
    Me encantan esas conchas que parecen feas y que al girarlas son preciosas, nacaradas por dentro, me encantan!! :)
    Asique el diy del collar de conchas me ha encantado muchisisisimo! :)
    Tengo unas cuantas conchas nacaradas, que no habia pensando en pintarlas ni nada por fuera, pero me ha encantado como quedan, así que habrá que ponerlo en practica jiji
    Gracias por compartir tus pequeños tesoros, las fotos son preciosas :)
    BesitoS!!

    ResponderEliminar
  9. Que bonitas las fotos y la historia, siempre recojo piedras y arena (si hay ) de los sitios que visito, algunas las apilo en el estudio, otras las pinto, es como llevarte un trocito de ese sitio tan bonito y recordarlo cada vez que las miras. Y soy buscadora de piedras corazón :)

    ResponderEliminar
  10. Un diy muy bonito y las fotos guapísimas

    ResponderEliminar
  11. Que pasada!!! A lo mejor me hago el de piedras ,con tu permiso!!
    Besitos

    ResponderEliminar
  12. Hola Sara!!
    Que bien encontrarte, ha sido todo un hallazgo...y encima veo que te encantan las piedras como a mi, son un pequeño milagro que están a nuestro alcance a que si?!!
    En fin, me quedo para quedarme de seguidora y espero que podamos visitarnos a menudo..

    Un saludito!!

    ResponderEliminar
  13. Veo que no soy la única que ama recolectar piedras, troncos, conchas, de hecho tengo muchas en todos los tamaños formas y colores, de todas partes a donde voy, las tengo en cestos y frascos decorando algunos espacios y otros guardados esperando para hacer cosas de arte como las que presentas.
    Gracias por compartir todo lo que se puede hacer, ahora manos a la obra. Bendiciones!!!

    ResponderEliminar
  14. Me ha encantado tu post y la idea del colgante. Felicidades!
    Ah! y por si puede ser de interés, comentar que esas conchas son conocidas como orejas de mar y abulones. Indagando, también, he descubierto que tienen otros nombres dependiendo del país: orea, señoritas, cribias, manquilinas, seis ojos, oreja de Venus, lapa burra y carne de pez y que son haliótidos (Haliotidae) una familia de moluscos gasterópodos con un único género, Haliotis, muy estimado por su carne.

    ResponderEliminar
  15. Hola, me encanta el Diy sencillo y resultón. Una pregunta...¿Cómo haces el agujero en la concha sin que se rompa????

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estas conchas vienen agujereadas por naturaleza, por eso son tan chulas para hacer colgantes. Si no, leí en algún sitio que se podía hacer colocando la concha sobre una toalla doblada y utilizar una aguja para perforarla.

      Eliminar

Me encanta recibir tus comentarios y sugerencias, gracias por hacerlos.

© EL nido DE MAMÁ GALLINA
Plantilla original de Maira Gall || Adaptada por Sara Luengo