5.17.2013

TXIPIRONES EN SU TINTA CON PASTA



Sé que este es uno de los platos más feos que hay, es mas a mucha gente, sobre todo extranjeros les da repelús por el color, pero para mí es sin duda el plato estrella de la cocina vasca tradicional. Me chiflan desde pequeña y antes les tenía mucho respeto, entre otras cosas porque mi suegra los borda y ya sabéis, las comparaciones son odiosas. Pero he descubierto que me salen tan buenos como a ella y no son difíciles de hacer, lo más engorroso es limpiarlos pero el que algo quiere, algo le cuesta. Yo prefiero los calamares grandes troceados a los pequeños, de hecho el de la foto pesaba ¡¡¡un kilo!!!, una preciosidad, pero si son pequeños lo que se hace es darles la vuelta y rellenarlos con sus propias patitas. 
Quedan mejor con mucha salsa, que sea espesita y muy negra, porque se suelen acompañar con arroz blanco o pasta como en este caso, y  si no hay acompañamiento me la como a cucharadas como dice Martín Berasategi, porque lo que engorda no es la salsa sino el pan que mojamos en ella.



  
No os penséis que lo he pescado yo, aunque cualquier día cojo la caña y me voy al puerto...

INGREDIENTES (para 4 personas)


1 kg de txipirones (calamares)

2 cebollas dulces

Un pimiento verde

½ kg de tomate triturado

Un paquete de tintas congeladas

Aceite de oliva virgen extra

400 gr. de nidos de pasta

Sal  y azúcar




PREPARACIÓN


Limpiamos los txipirones y los troceamos si son grandes, yo lo he hecho tiras para mezclarlo mejor con la pasta. Reservar la tinta.

Troceamos la cebolla y el pimiento.

En una sartén calentamos el aceite y añadimos la verdura para rehogarla.

Cuando esté tierna le añadimos el tomate,  la sal, una cucharada de azúcar y lo hacemos todo junto unos 10 minutos.

Diluir la tinta en un vasito con agua,  añadirla a la salsa y triturar todo junto.

En una cazuela echar un poco de aceite y dorar un poco los trozos de txipirón.

Añadir la salsa por encima y dejar cocer a fuego suave, hasta que estén tiernos.

Dejar reposar hasta el día siguiente.

Cocer la pasta con abundante agua y sal, hasta que esté en su punto.

Servir la pasta con los txipirones y la salsa por encima.




Aclaraciones: 
  • Txipirón, chipirón o calamar es lo mismo.
  • Lo podemos hacer con cualquier tamaño de calmar y da igual que sea fresco o congelado.
  • En el paquete de tinta suelen venir cuatro sobrecitos, yo le echo todos además de la propia del calamar 
  • El tiempo de cocción depende de muchos factores y es un misterio, el de la foto ha necesitado 1 hora y cuarto. Hay que tener paciencia  e ir viendo cómo va, si vemos que la salsa está demasiado espesa podemos añadirle un poco de agua.
  •  Queda mejor de un día para otro, pero mucho mejor. 
  • Se congelan de maravilla.

     Besitos

     Saralu.







6 comentarios

  1. Ahora hace tiempo que no me pasaba por aquí, he visto que tienes nuevas seccionas, la de fotografía me encanta. A ver si se me pega algo con tus recetas de cocina.
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Pues a mí hoy me has dado en el clavo. Me encanta . Y de feo nada, te ha quedado genial. Hoy ya se que voy hacer de comida. Gracias. Bss

    ResponderEliminar
  3. Preciosas las fotos Sara!!
    La receta me la apunto ;)
    Gracias por compartir.

    Un abrazo,

    María

    ResponderEliminar
  4. Me encantan con esa salsita y hechos chipirones, tienen que estar muy ricos :), Un besito

    ResponderEliminar
  5. Me encantan!! Pero siempre los tomo con arroz, probaré tu idea de la pasta que tiene que estar buenísima con esa salsita.

    Besos y feliz finde!

    ResponderEliminar
  6. Pues a quien no le guste el color se pierde un manjar, a mi me encantan, y el arroz negro ni te cuento, que pintaza. Besos. Yolanda.

    ResponderEliminar

Me encanta recibir tus comentarios y sugerencias, gracias por hacerlos.

© EL nido DE MAMÁ GALLINA
Plantilla original de Maira Gall || Adaptada por Sara Luengo