4.28.2016

CÓMO HACER CALDO DE POLLO FÁCIL, BARATO Y NUTRITIVO


En todas las películas, sobre todo las antiguas, cuando alguien volvía herido y débil  de la batalla, se le ayudaba  a recuperar las fuerzas a base de caldo de pollo. Lo mismo decían nuestras abuelas cuando alguien estaba enfermo. Yo no entendía muy bien como ese "aguachirri" podía tener tantas propiedades curativas, hasta que hice esta receta que te traigo hoy.

El secreto no está tanto en sus ingredientes, si no en el tiempo de cocción de los mismos:  1 hora y media en la olla rápida, algo así como 4 horas en olla normal o más. Ya había leído en libros antiguos como los caldos se ponían en la lumbre nada más levantarse la cocinera, para que estuvieran hechos para la hora de comer. Yo pensaba que era una exageración, pero esta cocción larga lo que consigue es extraer toda la gelatina de los huesos, articulaciones y tendones. La gelatina está compuesta por un 90% de proteína de alta calidad, es decir que un tazón de este caldo es como comerse un filete. De ahí su alto poder nutritivo y reconstituyente.


Yo utilizo carcasas de pollo (vamos, los esqueletos que quedan después de despiezarlos), que se venden muy baratas en el supermercado;  las que compro yo son de pollo amarillo y valen 1,75€ el kg. Estas carcasas son perfectas para esta receta y no hace falta mas que acompañarlas de unas verduras para que quede buenísimo. El único problema es que tienen mucha grasa, pero eso tiene muy fácil solución: dejamos enfriar el caldo y quitamos la grasa con una cuchara.

Por eso este caldo conviene hacerlo de víspera, es más, yo lo suelo hacer a la tarde, pongo la alarma en el móvil, cuando está lo apago, lo cuelo después de cenar y lo meto al frigorífico antes de irme a dormir: es ya todo un ritual. Al día siguiente lo desgraso y bien lo dejo si lo voy a utilizar en unos días o lo congelo.


CALDO DE POLLO

Ingredientes (Para 2 litros de caldo)
1 kg. de carcasas (esqueletos) de pollo
2 puerros
2 zanahorias
1 cebolla
1,5 l. de agua
Una cucharada de sal

Preparación
Lavar bien las carcasas de pollo y quitar los trozos grandes de grasa.
Lavar los puerros y cortarlos en 2 ó 3 trozos.
Pelar las zanahorias y cortar la cebolla en 4 trozos.
Poner todos los ingredientes en la olla rápida junto con el agua y la sal.
Llevar a ebullición, bajar el fuego y dejar 1 hora y media.
Pasado ese tiempo, apagar el fuego y dejar enfriar.
Con un cazo o el chafador de patatas aplastar la verdura y los huesos.
Colar en un recipiente y dejar en el frigorífico hasta el día siguiente.
Quitar la capa de grasa y tirarla, podemos dejar un poco si nos gusta, pero la quito toda.
El caldo ya puede utilizarse o se puede congelar perfectamente.
Rectificar de sal cuando hagamos la sopa.

Como ves la grasa queda arriba y totalmente sólida muy fácil de quitar. El caldo también tiene una textura casi sólida gracias a la cantidad de gelatina natural que tiene, pero al calentarlo se queda líquido.

Si os a tus niños les gustan los experimentos, puedes aprovechar esta receta para explicarles conceptos de física como la densidad de los diversos líquidos, el punto de fusión, etc... ¡A los míos les encantó!

Si eres de las que te gustan las sopas no te pierdas las recetas con cuchara del blog.

Besos


4 comentarios

  1. ¡De aguachirri nada!, yo lo hago, mi madre se levanta para ponerlo a las 6 de la mañana y lo tiene 7 horas...y le añade zancarrón, así que es una bomba...las carnes se quedan impresionantes, y de un caldo salen 3 platos o 4 si haces croquetas con las puntas....Sopa, carne con tomate, carne en lonchitas rebozada con patatas fritas y croquetas...en mi casa se sigue haciendo así y es un "must".. Yo en olla como tu...besos...
    Marialuisa

    ResponderEliminar
  2. Qué curioso! La verdad es que yo hago un caldo parecido pero le pongo otras verduras más típicas de aquí como nabo o chiribía, y también lo desgraso antes de congelar. Pero no se me había ocurrido nunca dejarlo en la nevera para facilitar la subida de la grasa y el congelado posterior. Cuántas cosas nos enseñas Sara!! Mil gracias por el truqui.
    Besitos.

    ResponderEliminar
  3. Todo un clásico, Sara!!! Por cierto, que hace tiempo que no lo hago porque en esta casa son de "cocidos" con mucho condumio, pero esto es un básico que no debería faltar en ningún recetario. Me lo apunto, aunque yo, como Maribel, le pongo más verduras...
    Me ha encantado lo de la clase de física al final...
    Besos Sara!!!

    ResponderEliminar
  4. en mi casa en invierno es un clasico para cenar con unos fideos, yo pongo ls misma verduras y cuando tengo alguna sobra de cualquier verdura se la añado también, es una delicia tenerlo congelado para cualquier guiso.muy buena receta.
    besos crisylaura

    ResponderEliminar

Me encanta recibir tus comentarios y sugerencias, gracias por hacerlos.

© EL nido DE MAMÁ GALLINA
Plantilla original de Maira Gall || Adaptada por Sara Luengo