SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER

IMAGEN PRINCIPAL

IMAGEN PRINCIPAL

Bienvenid@ a mi nido


Soy Sara, una auténtica "mamá gallina" de tres pollitos a punto de abandonar el nido. Aquí encontrarás ideas de cocina, manualidades y consejos, para hacer de tu casa tu hogar.

SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER

y descárgate GRATIS mi primer e-book "COCINA CASERA"

ME SUSCRIBO

CÓMO HACER UN SACO TÉRMICO RECICLANDO UNA CAMISA DE CHICO

thermal bag

No es la primera vez que utilizo una camisa de chico como materia prima para mis manualidades. Ya lo hice es esta bolsa para el pan y en este cojín "I miss you", y ahora le toca el turno a este saco térmico relleno de garbanzos.

Esto de hacerse mayor tiene sus inconvenientes, y uno de ellos es un dolor en la cadera que no se me acaba de ir. El caso es que el médico me ha dicho que tengo principio de artrosis y una de las cosas que tengo que hacer es ponerme calor de vez en cuando. La otra, y más importante, es que me olvide de de ella (de la cadera) y que haga vida normal...

Para la primera recomendación me he hecho este saco térmico relleno de garbanzos, que se calienta en el microondas y que guarda el calor durante bastante tiempo, casi una hora. Por su forma y la de los garbanzos, se adapta a cualquier parte del cuerpo, lo que lo hace muy práctico. He leído que se puede utilizar también en frío, metiéndolo en el congelador, pero eso todavía no lo he intentado (me imagino que habrá que meterlo en una bolsa de plástico primero, para que no se humedezca).
saco térmico
SACO TÉRMICO

Materiales
Una camisa vieja o un trozo de tela de algodón.
Un paquete de garbanzos (chícharos) (750 gr. aprox)
Un trozo de papel o caltulina
Aguja, hilo, tijeras, alfileres

Realización
Cortar un rectángulo de la espalda de la camisa, del tamaño que nos permitan las costuras.
Doblar por la mitad, sujetar con alfileres y coser alrededor dejando una pequeña abertura de unos 4 cm.
Dar la vuelta al saco, hacer un embudo con el papel y meterlo por la abertura.
Rellenar echando los garbanzos poco a poco, sin llenar demasiado: tiene que quedar plano.
Cerrar la abertura.
Calentar en el microondas 1,5 a 2 min.
Colocar en la zona afectada, teniendo en cuenta que no queme demasiado.
saco térmico
Es muy importante que el tejido que utilicemos sea algodón y no fibras sintéticas, ya que éstas últimas son muy inflamables y pueden arder en el microondas.


Besos
Y recuerda que puedes seguirme en:
     
y en mi canal de You Tube.

P.D: Si quieres tener mi primer ebook GRATIS, sólo tienes que suscribirte al blog  pinchando en el banner lateral.


3 comentarios:

  1. Está genial Sara, cómo se nota que tienes muy buena mano con la costura. Yo como soy muy torpe para eso, hice uno con un calcetín viejo y arroz, lo meto en el microondas cuando necesito calor local y me va fenomenal también, eso si, no queda tan bonito como el tuyo. Cuídate esa rodilla!
    Un besazo.

    ResponderEliminar
  2. Wauuu! me encanta Sara! esto sí que es una idea genial, fácil y rápida! Me quedo por aquí como seguidora! un besote

    ResponderEliminar
  3. Que buena idea, te ha quedado buenisima! eso del reciclaje me va! yo también tengo principio de artrosis en las rodillas, en dic. me moria del dolor hasta que empecé a darme calor con una lámpara de rayos infrarojos, y con una bolsita con huesos de cerezas... tenemos que buscarnos las opciones!! feliz domingo!

    ResponderEliminar

Me encanta recibir tus comentarios y sugerencias, gracias por hacerlos.

© EL nido DE MAMÁ GALLINA • Theme by Maira G.