SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER

IMAGEN PRINCIPAL

IMAGEN PRINCIPAL

Bienvenid@ a mi nido


Soy Sara, una auténtica "mamá gallina" de tres pollitos a punto de abandonar el nido. Aquí encontrarás ideas de cocina, manualidades y consejos, para hacer de tu casa tu hogar.

SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER

y descárgate GRATIS mi primer e-book "COCINA CASERA"

ME SUSCRIBO

TRUCHA CON JAMÓN Y HIERBAS AROMÁTICAS


Me encantan las truchas, no solo porque son preciosas, sino porque es un pescado muy sano, con muy poca grasa que se cria en piscifactorías donde el agua es cristalina y está muy oxigenada, ya que son muy sensibles a la contaminación ambiental. Lo se porque he trabajado en un par de ellas y la calidad del agua era fundamental, por eso, a pesar de vivir junto al mar, sigo comiendo de vez en cuando trucha. Además se sirve nada mas "pescarla" lo que garantiza una frescura increible, preferible mil veces antes a la panga (buaggg) que se cultiva en el delta del Mekong, el rio mas contaminado de Vietnam y nos la venden como lo mejor.
Bueno después de la arenga, voy con la receta. Es la típica trucha con jamón a la que le he añadido hierbas aromáticas frescas dentro para hacerlo, el resultado ha sido increible, ha ganado muchísimo, aunque haya que sacarse algún palito de la boca.
Yo  he comprado la trucha entera para la foto (lo que hay que hacer por el arte) , pero luego le he quitado la espina del centro, eso podeis decirle al pescadero que os lo haga.
También podeis intentarlo con otros pescados con la condición de que sean en filetes o que no sean muy gordos si son enteros.



INGREDIENTES(por persona)


Una trucha de ración, limpia, sin cabeza y sin la espina del centro.
2 lonchas de jamón serrano de buena calidad (eso siempre).
Hierbas aromáticas frescas: tomillo, perejil, laurel, cebollino,..
Pimienta
Aceite de oliva virgen extra.



PREPARACIÓN

Abrir la trucha y pimentar, no le echaremos sal porque el jamón ya tiene suficiente.
Colocamos en un lado el jamón y las hierbas aromáticas.
La cerramos atándola con un cordón de algodón. Yo compré el otro día este tan donostiarra (azul y blanco) y tenía que darle uso y la verdad es que funciona mejor que el típico palillo de dientes.
Ponemoa un poco de aceite en una sartén grande y la freimos a fuego medio primero por un lado y luego por el otro, para que se haga por dentro y la piel quede crujiente, pero sin quemarse.



Se de una que me preguntará si las flores se comen, porque tengo la "manía" de poner margaritas de las corrientes en muchas de mis fotos, pero en este caso si, son flores de cebollino que tiene un sabor entre el ajo y la cebolla. Por norma general todo lo que está dentro del plato se tiene que poder comer, lo de fuera suele ser una licencia poética...
 
Besitos

Saralu.

6 comentarios:

  1. una receta muy buena! me ha gustado mucho, el pescado me encanta y te ha quedado que se me hace la boca agua,besos.
    Silvia

    ResponderEliminar
  2. que tentación!! me encantaria probar esta receta! debe quedar increible!

    ResponderEliminar
  3. No soy muy truchera pero estas si que las probaría, menuda pinta!! un beso.

    ResponderEliminar
  4. Ultimamente prefiero el pescado a la carne...antes enmi pueblo había también una piscifactoria, y recuerdo ir a verlas en sus piscinas saltar cuándo les dabámos pan.......
    A mí también me gusta muchísmo con jamón y a los peques también....
    Gracias por la receta.....
    Besos

    ResponderEliminar
  5. Me encanta la trucha, pero más me gusta tu proceso en fotos. Alimenta de tan bonito que lo presentas.
    PS: Si tuviera que fotografiar el proceso en mi casa, sería mi marido con delantal (en casa cocina él), las pinzas de depilar para quitar todas las espinas... en fin, todo muy prosaico; por supuesto, sin flores.

    ResponderEliminar

Me encanta recibir tus comentarios y sugerencias, gracias por hacerlos.

© EL nido DE MAMÁ GALLINA • Theme by Maira G.