SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER

IMAGEN PRINCIPAL

IMAGEN PRINCIPAL

Bienvenid@ a mi nido


Soy Sara, una auténtica "mamá gallina" de tres pollitos a punto de abandonar el nido. Aquí encontrarás ideas de cocina, manualidades y consejos, para hacer de tu casa tu hogar.

SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER

y descárgate GRATIS mi primer e-book "COCINA CASERA"

ME SUSCRIBO

MORCILLA DE CHOCOLATE


Este es un "picoteo dulce" de esos que me gustan a mí para tomar con el café. Lo vi hace tiempo en una web americana y he decidido hacer mi propia versión. Ya os habréis dado cuenta de que me gusta que la comida además de estar buena sea bonita y creo que esta "morcilla" cumple esos dos requeisitos de sobra, ya que la primera impresión es "¿¿¿¿cómo voy a comer morcilla con el café????" hasta que te das cuenta de que es ¡¡¡¡ chocolate!!!!. He de deciros que está buenísima, es una bomba, una especie de brownie con avellanas, genial. Tiene una cosa buena y es que puede guardarse en el congelador y cortar sólo lo que vayamos a comer.

INGREDIENTES
400 gr de bizcocho de chocolate
200 gr de chocolate de cobertura
200 gr de nata para montar
100 gr de pasas
100 gr de avellanas tostadas
100 gr de nueces peladas ligeramente troceadas
2 cuchradas de armagnac, amareto, coñac u otro licor que nos guste
PREPARACIÓN
Triturar el bizcocho en la Thermomix u otro robot de cocina, hasta dejarlo hecho migas.
Echarlo en un cuenco grande y reservarlo.

Trocear el chocolate.
Calentar la nata en un cazo hasta que empiece a hervir, retirar del fuego y añadirle el chocolate troceado.
Dejarlo un momento que se ablande y remover con una espátula hasta que nos quede una crema homogenea. Ésta preparación en perfecta para rellenar o cubrir pasteles.




















Echar la crema de chocolate sobre las migas de bizcocho y añadir los frutos secos, las pasas y el licor (éste último es opcional).
Mezclar bien, tapar con un papel de film y dejar reposar en el frigorífico durante un par de horas.




















Extender un papel de film o de horno sobre la encimera y extender la masa formando un "churro", que enrollaremos para darle la forma de morcilla.
Utilizaremos un tubo de cartón del papel de cocina o similar para que mantenga bién la forma y lo meteremos en el congelador.
Salen dos morcillas como la de la foto.


Para servirlo, sacarlo del congelador y cortar las rodajas que vayamos a necesitar, tarda en descongelarse lo que tardemos en hacer un café, así que lo podemos sacar a la vez.
Podemos untar la parte exterior con azúcar glas para darte más aspecto de embutido.


Besitos

SaraLu.

P.D: He de reconocer que he utilizado un bizcocho de Tia Mildred en vez de hacerlo yo, pero es que no tenía mucho tiempo. De todos modos ahí os dejo el enlace a la receta del bizcocho de chocolate.




No hay comentarios

Publicar un comentario

Me encanta recibir tus comentarios y sugerencias, gracias por hacerlos.

© EL nido DE MAMÁ GALLINA • Theme by Maira G.